Luego de conocer la propuesta de la UCR para aliviar el tarifazo de gas y para evitar un rotundo revés parlamentario, el Gobierno dio marcha atrás con el cobro retroactivo en 24 cuotas del aumento por la devaluación reclamado por las energéticas. 

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, afirmó este miércoles que el Gobierno «trabaja» en el planteo de los radicales para que la suba sea afrontada por el Estado y las empresas.

Al salir esta tarde de una reunión con los presidentes de los distintos bloques del Senado, el funcionario dijo que el Poder Ejecutivo «siempre» estuvo abierto a «escuchar alternativas que repercutieran menos sobre el bolsillo de la gente». 

En ese cónclave, Frigerio informó a los senadores nacionales que el desfasaje por la megadevaluación estimado en $ 20.000 millones no se cobrará a los usuarios, sino queel Gobierno lo pagará en 30 cuotas.

La UCR propuesto que $ 10.000 millones los absorva el Estado nacional y los financia con el cobro a las nuevas exportaciones de gas, mientras que el resto -otros $ 10.000 millones- deberían correr por cuenta las compañías. En la práctica, el 50% de los privados también quedaría para las arcas públicas, porque una de las firmas prestadoras es la estatal YPF.

El ministro se reunió con todos los jefes de bloque de la Cámara alta y luego con la bancada oficialista, poco después de que la oposición dejara trascender que intentarían tratar en la sesión prevista para las 15 los proyectos para derogar ese aumento. Con esta marcha atrás, Cambiemos evitó nuevamente quedar expuesto a una sesión del Congreso donde se congrearían la mayoría de las opiniones contrarias a las políticas oficiales.

Ahora, solo queda solo vigente el incremento de 34% promedio desde octubre y una segunda cuota de hasta 15% en enero definidas en audiencia públuca, pero no se abonará en las facturas las 24 cuotas de entre $ 99 y $ 111 extras que pretendían las empresas prestadoras.

Macri defendió la medida y se negaba a reconocer el error

El presidente Mauricio Macri defendió el cobro extra a los usuarios de gas para compensar las empresas por la devaluación al sostener que«el servicio tiene un costo y hay que pagarlo».

«Soy el primero en entender lo que significa y lo que cuesta pasar de que te dijeran que la energía no costaba nada y asumir que ahora cuesta y que hay que pagarla, en España es carísima«, afirmó el Presidente en declaraciones formuladas en Radio M de Olavarría. En ese sentido, indicó que «lo que te regalan a la larga te va a costar más».

El Secretario de Energía, Javier Iguacel, defendió la medida en una conferencia de prensa el lunes, y ratificó que el retroactivo a pagar «está en el marco de la ley vigente». Al mismo tiempo, aclaró que las 24 cuotas serán ajustadas por la Tasa Pasiva del Banco Nación y que ante las demandas judiciales serán los «productores los que deberán apelar».

El ministro de Justicia, Germán Garavano, fue otro de los funcionarios que salió a respaldar la medida oficial: «No es ilegal ni inconstitucional. Es un marco regulatorio que está vigente y que se dictó durante la Presidencia de Carlos Menem».

Fuente: Ámbito Financiero

Compartir